Juana Calfunao: El Costo de Ser Mapuche es Fuerte

Juana Calfunao, Lonko Mapuche

Juana Calfunao, Lonko Mapuche

Juana Calfunao , Lonko de la comunidad mapuche “Juan Paillalef”  ha estado detenida, ha visto cómo han incendiado su casa en tres ocasiones, fue maltratada al punto que abortó y debió enviar a su hija menor Relmutray a Suiza en busca de asilo político. Son los costos por asumir la defensa de su pueblo y de su tierra, que enfrenta por la responsabilidad de su autoridad. Pero hay otros, dice. “Aparte de recibir el maltrato del Estado chileno, es recibir de los chilenos la ignorancia, el racismo contra los niños en los colegios, al caminar por las calles”.

El 5 de enero, sólo un día después del atentado donde murió el matrimonio Luchsinger Mackay, la Lonko de la comunidad “Juan Paillalef “emitió una declaración bastante clara, Iba dirigida a Sebastián Piñera y decía: “en mi calidad de autoridad tradicional, quiero expresar mis condolencias a los familiares de Luchsinger Lemp y su esposa Vivian MacKay, quienes resultaron con serios daños tanto materiales como pérdidas humanas. Dichos hechos ocurridos en Vilcun, que antes de conocerse a sus autores, se lo han atribuido de forma inmediata a los mapuche. Nosotros los mapuche, somos los primeros en repudiar, la violencia, ya que hemos vivido este trato inhumano por casi 130 años”, y también sobre nuestra nación mapuche 200 años de terrorismo de estado.

Y, más aún, en esa poco difundida declaración relató: “mi comunidad, mi familia y yo personalmente he sufrido numerosos atentados de esa naturaleza; elementos desconocidos quemaron tres veces mi casa; en uno de estos incendios encontramos calcinados los restos de mi tío Basilio Coñonao”.

El viernes 11, Juana Calfunao sufrió otro ataque.

¿Qué paso es día?, ¿qué te hicieron?

Eran las 18:40 horas aproximadamente,  me encontraba en el sector de mi comunidad, al interior de mi domicilio, cuando un grupo de paramilitares atacó fuertemente a mi comunidad y a mí personalmente. Por los hechos ocurridos, anteriormente,  y por la carta que le había enviado al Presidente de la República, resulté con una lesión en el ojo izquierdo, fui trasladada al hospital de Cunco y luego se hizo una demanda en el retén de Los  Laureles Comuna de Cunco.

¿Cómo puedes saber que fuiste agredida por un grupo paramilitares?

En el sector solamente somos atacados por paramilitares, ellos operan  en  el lugar y son trabajadores de los latifundistas, son ellos  los que han quemado en 3 oportunidades mi vivienda.  Además, he pasado  varios años encarcelada por culpa del estado y su mala política, hacia los pueblos originarios. No hay que olvidar que en este sector están la familias más poderosas,  tanto económica como políticamente hablando,  Las familias: Pinochet Ugarte,  García Sabugal, Taladíz, y Secos, etc.

¿Que son vecinas de tu comunidad?

Claro. Colindamos  con ellos, y con varios latifundistas en el sector Curaco, camino al lago Colico, Comuna de Cunco.

¿Tú decías que eran unos  eran unos encapuchados?… o por lo menos eso se sabía…

Tenían su rostro tapado con poleras, escondían su rostro, por eso decía que son encapuchados.

mapuches

La Lucha del Pueblo Mapuche por su Dignidad es Histórica

“En la cultura mapuche no existe la discriminación”

¿Cómo es ser una lonko entre los lonkos en tu comunidad?

De acuerdo a la ciencia y filosofía de nuestro pueblo, las mujeres podemos ejercer “el gran cargo”,  no hay que olvidarse que Janekeo, fue una de las más grandes autoridades ancestrales de nuestro pueblo, responsabilidad que hoy recae en mí. No es problema, en la cultura mapuche, no existe la discriminación, existe la dualidad, y por eso, que ejerzo este tan alto cargo. No cualquier persona, que sea mapuche, puede ser lonko; tiene que ser un descendiente tener un Kupalme.

“Históricamente los gobiernos de turno a través de su política racista  ha eliminado  la forma de vida de nuestro pueblos claros ejemplos son: la vestimenta de  la mujer se toma como folklor y se obliga de forma silenciosa mediante la discriminación a que tomen la vestimenta occidental.  Es una manera violenta de eliminar la cultura. En el colegio estamos obligados a hablar otro idioma, nosotros no podemos hablar el mapudungun, desde el vientre de nuestras madres, ya venimos violentados. Las iglesias se entrometen en las comunidades, solo buscando el beneficio propio, destruyendo por completo las familias y las comunidades, al igual que las políticas partidistas, que solo vienen a dividir nuestro pueblo. Es por eso que vivimos bajo el maltrato físico y psicológico de un pueblo opresor, que se  niega a entender y a respetar a nuestro pueblo, con toda su diversidad cultural.”

¿Cómo es ser mujer mapuche y lonko, donde mayoritariamente los lonkos son varones?

En la cultura mapuche,  no existe un  “LAS”  o “LOS”, existe el lonko, que puede ser hombre o mujer, la palabra correcta seria “Ñisol” porque  en  nuestra cultura es diferentes, a el idioma al occidental.

Has estado presa y, producto del maltrato que sufriste en esa oportunidad, también sufriste un aborto. ¿Qué ha significado para una mujer mapuche como tú estar en primera línea en esta lucha?

Soy una autoridad y debo responder como tal  ante mi pueblo. El dolor de una  madre no se puede pasar de la noche a la mañana, solo una persona que ha tenido un hijo puede entender el dolor que siento. Debo decir que han querido de una y otra manera, borrar nuestra imagen de mapuche, pero hay madres, padres, y autoridades tradicionales, que hemos luchado para que esto no vuelva a ocurrir nunca más. Por eso hemos estado siempre en la  lucha, para que se reconozca al pueblo mapuche, con toda su estructura social, política, y cultural.

Tú asumes esa lucha…

Por la lucha que hemos dado, y por la connotación que se nos ha dado  hoy somos  una de las autoridades tradicionales, ante la Comisión Permanente Mapuche que se encuentra en las Naciones Unidas, junto a un grupo masivo de autoridades tradicionales (loncos)

“Los mapuche nunca hemos renunciado a  nuestro derecho de carácter fundamental, como es el derecho al territorio, a la libre determinación, a la restricción total  de nuestras tierras, y al Territorios.  Los mapuches, no somos chilenos, pero eso no quiere decir que estemos en contra de los Chilenos, somos mapuche por esencia, y herencia”.

Como autoridad tradicional, ¿la lucha la ves como tu responsabilidad?

Es un gran compromiso de vida, reconocimiento a la mujer como tal, y también veo que hay una gran ignorancia, que el Estado chileno y el chileno en general, se está perdiendo el conocer nuestra cultura, la tiene en sus manos y que  jamás han conocido. En realidad no vale la pena seguir amargándose por gente ignorante, la poca gente que nos reconoce es suficiente.

Nosotros, debemos seguir recuperando todo lo que concierne a nuestro pueblo, para resguardarlo, para salvaguardar los derechos que consignen a nuestro pueblo mapuche para las futuras  autoridades, los niños y la juventud. Sabemos que el Estado Chileno siempre va a ser así. Sabemos que los chilenos tienen un dolor muy fuerte, porque no tienen identidad, no tienen cultura y es muy triste vivir así. También  tenemos claro que no todos los chilenos son iguales, porque el Estado ha marginado a una gran cantidad de chilenos, los tiene trabajando y viviendo en la miseria, al igual que al pueblo Mapuche.

“Las comunidades están militarizadas, el gobierno ha enviado una cantidad enorme de contingente policial, manteniéndonos de rehenes en nuestras propias comunidades. Se han instalado retenes móviles, la gente está vigilada todo el día y noche. Es un enfrentamiento permanente, estamos cansados de tener esta vida de represión, quisiera vivir una vida normal, pero no podemos vivir tranquilamente en plenitud debido la violencia que existe sobre nuestras comunidades”.

Juana, te voy a llevar a un tema sensible: ¿Qué significó para ti que tu hija de 10 años haya tenido que pedir asilo político a Suiza hace un tiempo?

Creo que ahí quedo en evidencia el maltrato que viven hoy día nuestros niños, la falta de respeto. En Chile se habla de los derechos de los niños, pero para los niños mapuche no existe estos derechos. Debido al encarcelamiento de toda mi familia y el mío personal, tuvimos que enviar a nuestra  hija menor a Suiza y pedir asilo político el que duró cuatro años y medio. Salí de la cárcel, y viaje a buscar a mi hija,  considerando que su lugar está en nuestra tierra, porque la tierra es nuestra, y no tenemos que dejársela a terceros.  Ese quiebre tan violento, tan fuerte para ella, le ha causado un daño irreparable, porque hasta el día de hoy no ha podido superar esa partida. El costo de ser mapuche es fuerte, porque aparte de recibir el maltrato del estado chileno, debemos soportar la ignorancia de las personas Chilenas. Lo que sucede es terrible, el racismo contra los niños en nuestras comunidades en los colegios, al caminar por las calles, etc.

Exigimos que se respeten los límites de nuestro territorio, desde el Bio-bio al sur. Para que nuestra gente pueda vivir en armonía, plenitud y tranquilidad en sus tierras, como debiéramos vivir siempre los Mapuche, sin la intervención de las trasnacionales, y la alteración de terceros, que se han querido instalar en el territorio. Las plantaciones de pinos y eucaliptus que tanto daño nos han provocado y han llevado al encarcelamiento de nuestro pueblo. Ellos han instalado la Ley Antiterrorista, mediante el uso de la violencia y la fuerza. También han venido aplicando diversas leyes para apropiarse ilegalmente de nuestras tierras, y así seguir subordinándonos.

Quiero dejar de manifiesto, que los mapuche no estamos dispuestos a doblegarnos, que seguiremos defendiendo nuestra tierras, hombres o mujeres, estamos dispuestos morir si fuese necesario, para  defender nuestras tierras ancestrales, porque esas tierras son nuestras y no estamos dispuestos a entregarlas. Quieren apoderarse y explotar nuestros recursos naturales, que son nuestra riqueza y parte fundamental de nuestra cosmovisión. Destruyen contaminan y empobrecen de forma extrema a las comunidades Mapuche.

Juana ha tenido que pagar un costo personal alto por su lucha.

Juana ha tenido que pagar un costo personal alto por su lucha.

¿Cómo es la realidad de las comunidades mapuche? ¿Existe una militarización de la vida cotidiana?

Las comunidades están militarizadas, el gobierno ha enviado una cantidad enorme de contingente policial, manteniéndonos de rehenes en nuestras propias comunidades. Se han instalado retenes móviles, la gente está vigilada todo el día y noche. Es un enfrentamiento permanente, estamos cansados de tener esta vida de represión, quisiera vivir una vida normal, pero no podemos vivir tranquilamente en plenitud debido la violencia que existe sobre nuestras comunidades.

“Le pasa a alguna gente que si da información del mapuche, corre el riesgo también de ser perseguida, entonces, para no permanecer en ese límite, prefieren no meterse, no involucrarse, por eso no te dan información, no te dan nada. Y así los mantienen marginados, enajenados”.

Yo recuerdo haber estado en Cunco y la gente no nos daba la dirección de tu casa. Tampoco nos vendían  cosas, porque íbamos a tu casa. ¿Eso es algo común?

Le pasa a alguna gente que si da información del mapuche, corre el riesgo también de ser perseguida, entonces, para no permanecer en ese límite, prefieren no meterse, no involucrarse, por eso no te dan información, no te dan nada. Y así los mantienen marginados, enajenados.

“Son ellos los terroristas”

¿De qué manera se ejerce la represión en la mujer mapuche, como pilar de la cultura?

No reconociendo nuestros derechos que nos asisten como seres humanos diversos, únicos y libres.

Las comunidades mapuche llamaron a una Cumbre en el cerro Ñielol e invitaron a las autoridades chilenas a un diálogo de buena fe. Hay otras iniciativas, que son las que estaban viendo las organizaciones para juntarse. En este marco, ¿cómo ves el futuro de la lucha mapuche?, ¿cuáles son las salidas?

Yo no sé cuál es la salida, porque hasta aquí, nosotros hemos pedido diálogo con el Estado, y se niega  exigimos que se reconozcan los tratados  de Küyen y Tapiwe  los únicos terroristas, son los  gobiernos de turno y el Estado. Ellos deben tener la capacidad  de dialogar, y de reconocer nuestro territorio, de reconocer  lo, que nos asiste como pueblo porque los Gobierno  anexando nuestras tierras,  nosotros nos resistimos  los  mapuche nunca hemos renunciado a  nuestro derecho de carácter fundamental, como es el derecho al territorio, a la libre determinación, a la restricción total  de nuestras tierras, y a reestructurar nuestra cultura. Nunca hemos renunciado. Los mapuche, no somos chilenos, y eso no quiere decir que estemos en contra de los chilenos. No somos chilenos, Somos mapuche por esencia y herencia.

En tu calidad de lonko, ¿has recibido alguna amenaza?

Yo siempre estoy amenazada por lo que hago, por lo que hablo, por lo que digo. Yo vivo actualmente en una mediagua y me han quemado tres veces mis propiedades, mi comunidad está totalmente desarticulada, pero, a pesar de eso, nosotros vamos a seguir luchando, Hasta lograr una vida digna, no les estamos quitando nada a los chilenos, nosotros exigimos que se reconozcan nuestros derechos,  como Pueblo Nación Mapuche

Hacemos un llamado a todos los Chilenos a hacer propia nuestra lucha, porque el Estado también los mantiene sometidos y subordinados a leyes injustas, nos mantienen divididos haciendo creer que el Chileno es distinto al Mapuche, somos todos hermanos, somos todos seres humanos con penas, dolores y alegrías, no importa la diferencia de nuestra vestimenta ni nuestros apellidos, nacimos en el mismo territorio, tenemos derecho a vivir en libertad, esa libertad que nos arrebataron mediante la fuerza y ahora mediante leyes que el pueblo nunca aprobó, todos juntos a defender nuestras tierras, lo que es del pueblo el pueblo lo recupera.

Por Jessica Lillo para La Mansa Guman

Anuncios