La Religiosa o el Patriarcado en un Convento Francés del Siglo 18

la religiosa

La Religiosa es una película de 1966 basada en la novela homónima de Denis Diderot. Cuenta la historia real de una joven de la alta sociedad de París que, por decisión paterna, es enviada a un convento y obligada a tomar votos de monja contra su voluntad.

En el siglo XVIII Suzanne Simonin -Anna Karina- es obligada por su familia a entrar en el convento de Longchamps, donde la superiora De Moni -Micheline Presle- la convence para que tome los hábitos, pero a la muerte de ésta debe soportar la férrea disciplina de la Madre Sainte-Christine -Francine Bergé- y su afirmación de que está endemoniada.

En un principio, ella no comprende y se rebela contra el mandato paterno. Luego, Suzanne aprende mucho sobre su familia y su patrimonio – o su falta de el. Ella descubre que el marido de su madre no es en realidad su padre y que su madre la ha enviado al convento, porque ella no quiere que su marido sepa que Suzanne no es en verdad su hija. La madre acusa a la joven de ser el producto del pecado de la carne

Desde la violenta represión sexual al lesbianismo y la prostitución encubierta, las realidades de los muros del convento llevan a Suzanne a la desesperación.

Una película que muestra la impotencia de una mujer y su paulatina destrucción espiritual por culpa del Patriarcado de su época

Anuncios