Feministas en la Religión Hablan de sus Experiencias en Nuevo Libro

Este año ha comenzado con muchas gratas sorpresas. Una de ellas es ser parte de este libro que reúne las voces de feministas que no siempre son oídas o, muchas veces, vilipendiadas por los otros feminismos: Aquellas que desarrollamos nuestro activismo en el ámbito de las religiones, ya sea a través de la crítica teológica, las acciones directas o la creación de proyectos de alcance comunitario o inter-religioso.

Por eso, me es muy grato compartir con ustedes esta preciosa antología: “Whatever Works: Feminists of Faith Speak”. Una colección única de escritos de feministas de diversas religiones de todo el mundo, que combina ensayos personales, poemas y reflexiones académicas con el objetivo de provocar conversaciones entre las mujeres de todos los credos.

Este libro comparte las historias de muy diversas mujeres con la esperanza de que podamos encontrar soluciones colectivas a los problemas globales que afectan a las mujeres y niñas que viven bajo el patriarcado. Reúne el trabajo de destacadas activistas y pensadoras comprometidas en sus ámbitos con re-escribir la historia de la espiritualidad y desarrollar una ética religiosa con perspectiva feminista a favor de las mujeres, como son:

Soraya Chemaly, Reverenda Karen Tate, Shehnaz Haqqani, Pastora Bairavee Balasubramaniam, Monette Chilson, Sarah Ager, Pegi Eyers, Susan Mehegan, Jacqueline Hope Derby, Jen Raffensperger, Elizabeth Hall Magill, Zoharah Noy-meir, Rebecca Mott, Liona Rowan, Metis, DeAnna L’am, Patty Kay, Zoe Nicholson, Erin McKelle, Rabbi Dalia Marx, Debbie Kozlovich, Vrinda Jamuna Shakti, Lora Koetsier, Lizette Galima Tapia-Raquel, Nafhesa Ali, Susan Morgaine, Trista Hendren, Ruth Calder Murphy, Celeste Gurevich, Nahida Nisa and Neorah García.

Tengo el honor de figurar en esta publicación con mi ensayo Led by a Women’s Mosque: Space Of Our Own que trata sobre el Proyecto de Mezquita de Mujeres como un espacio de espiritualidad feminista. Una versión en español puede leerse aquí

La religión juega un papel clave en la definición y mantenimiento de los sistemas de valores. Sin embargo, con frecuencia es ignorada por los feminismos. En mi opinión, el activismo feminista dirigido a desmantelar el patriarcado en ellas es crítico para cambios sociales hacia una mayor justicia social de género.

No es suficiente con declarar las religiones machistas sin desafiarlas. Son sus estructuras las más recalcitrantes al cambio y sus narrativas androcéntricas las que sustentan y dan origen a los discursos sociales que mantienen a las mujeres y los cuerpos feminizados como objetivos preferentes de discriminación, violencia sexual y simbólica.

Esta es mi primera incursión en el mundo editorial anglo y estoy segura que no será la última. El libro fue editado por Trista Hendren, fundadora del proyecto The Girl God y Pat Daly. Las ilustraciones están a cargo de la artista Elisabeth Slettnes. El prólogo fue escrito por la Dra. Amina Wadud feminista islámica cuyo trabajo es mundialmente reconocido, quien se refiere al libro de esta manera:

“La magia de esta antología de mujeres está en su reflexión radical que “somos cada mujer “y que a la vez las mujeres no somos todas iguales. No necesitamos fingir igualdad con el fin de expresar lo que es más esencial acerca de nosotras: Nuestra existencia y las experiencias con la fe que nos comprometen.

Esta colección única tiene una enorme capacidad de recordarnos el asombro y la belleza en la diversidad… Cada una de estas historias es verdadera, y cada una de ellas está íntimamente conectada con la vida de las mujeres que las cuentan.

Para leer profundamente, disfrutarlo y atreverse a contar tu propia historia. Eso es lo que este libro te invita a hacer. Yo lo hice y ya soy una mejor persona por ello”.

The Girl God es una iniciativa editorial cuyo objetivo es visibilizar y fortalecer la espiritualidad de niñas y mujeres desde una perspectiva de justicia social y empoderamiento. El libro está en idioma inglés, disponible en Amazon.com en papel y versión Kindle

Foto: Ilustración de Elizabeth Sletness para la portada del libro.

Anuncios