Umrao Jaan, Una Cortesana en el Imperio Mughal

Umrao Jaan (2)

El cine Bollywood que conocemos actualmente no es abundante ni en personajes femeninos ni en historias que permitan una lectura del género y nos presenta roles estereotipados en situaciones aún más estereotipados, con mucho color, exotismo y baile. Excepto, tal vez, por Umrao Jaan, en esta versión pakistaní de 1981. Umrao Jaan se basa en la novela de 1905 escrita por Mirza Hadi Ruswa, que describe la historia real de una cortesana de humilde origen que llega a la Corte del Imperio Mughal en la India del siglo 18.

La historia cuenta la vida de Amreen o Amiran, una chica campesina que es raptada por un enemigo de su padre y vendida por 150 rupias en la ciudad de Lucknow, a un comerciante de cortesanas que le enseña canto, poesía y danza y vive una vida de lujos. No obstante, no es dueña de su vida; su status depende de su habilidad para atraer amantes que sean sus protectores. La película nos muestra distintos estadios de violencia en la vida de Umrao Jaan: Secuestro, abandono, explotación, rechazo social, sometimiento y alienación familiar, entre otros.

El Imperio Mughal, auto-designado como Gurkani, era un imperio localizado en el subcontinente indio, establecido y gobernado por autoridad musulmana, una dinastía de origen chagatai turco-mongol, que se extendió sobre gran parte del subcontinente indio y Afganistán, entre los siglos 16 y 19, justo antes de la colonización occidental en la región.

La Mujer en el Periodo Mughal

La posición y la situación de las mujeres en el período de Mughal no era muy destacada. La Purdah (reclusión doméstica) y el matrimonio de niños se habían convertido en algo común. Excepto en las clases más bajas, las mujeres en período de Mughal no se movieron de sus casas.

Las mujeres musulmanas observan el Purdah de manera mucho más estricta que las hindúes. El nacimiento de una hija se considera desfavorable, mientras que la de un hijo era una ocasión de regocijo. A causa de matrimonio precoz, había muchas viudas en la sociedad. En general, a las mujeres en el período de Mughal no se les permitió volver a casarse. La poligamia era común entre la sociedad rica. El divorcio no era común entre los hindúes, mientras que se permitió tanto para hombres y mujeres musulmanes.

Las mujeres eran vistas como artículos de placer. Las mujeres de castas más bajas tenían más poder de manejar sus vidas personales que las de clases más altas.

A pesar de las restricciones, hubo mujeres hindúes y musulmanes de habilidad excepcional, cuya fama sigue siendo relevante hoy en día. Había muchas mujeres hindúes destacadas durante este período, especialmente Rani Durgawati de Gondwana, Rani Karmawati, Mira Bai, Tarabai, etc. Entre las mujeres musulmanas del periodo Mughal encontramos a  Salima Sultan Begum, Ruqaiya Sultan Begum, Nur Jahan, Mumtaz Mahal, Chand Bibi, Jahanara, Raushanara, Zeb-un-Nisa, etc. quienes jugaron un papel importante en los asuntos de la época.

 

Anuncios