La Negada Infancia Trans de Medusczka

13162008_266379727041652_171093612_n

He conocido a Meduscka por un tiempo. Personalmente, estoy fascinada con cada una de las bellas y descaradas “Niñas Santas Trans”. Ahora es tu oportunidad de conocerla a ella y a sus “niñitas” a través de esta  entrevista a la que ella accedió para este sitio.

¿Quién es Medusczka?

Soy una persona que creció bajo una formación católica como la gran mayoría de la gente en México, yo que toda la vida me supe una persona femenina  hetero-disidente siempre me sentí perseguida, vigilada y acosada por ese Dios que todo lo ve y todo lo sabe. Desde mi condición y desde la imposición por parte de mi familia, era muy doloroso para mí descubrir lo que ese Dios pensaba/sentía/decía sobre personas como yo y una parte de mi infancia la viví con ese terror.

Medusczka es la identidad negada de una persona de experiencia femenina, que fue asignada dentro de la dicotomía de género como hombre al nacer. Es un lugar simbólico de resistencia a esta imposición hetero-patriarcal y sus violencias contra lo que es feminizado, violencias que se han materializado en un cuerpo que desobedeció el mandato de cumplir con cierto modelo de masculinidad y tuvo el atrevimiento de corporalizar en vez de eso la feminidad.

Medusczka es una identidad que se construye, que fluye y muta, que evoluciona y se mueve. Es la variación de la palabra Medusa, que lo mismo puede referirse a la criatura marina o a la gorgona de la mitología griega; ambas figuras femeninas letales. Medusczka es la identidad que he adoptado y en la que me apoyo para resistir la imposición patriarcal desde lo artístico.

¿Cómo ha sido El Devenir Trans para tí?

12592689_212266115786347_6142302032497391315_nHa sido un proceso en el que, principalmente, he sentido el acompañamiento de muchas personas con devenires parecidos, porque nunca serán los mismos procesos los que nos atraviesen o los que nos construimos, pero podemos acompañarnos. Ha sido la continua suma de experiencias/cuestionamientos/reflexiones/vivencias/conocimientos tejidos desde la colectividad y los afectos. Ha sido reconocerme en las otras y en les otres, ya no en lOs otrOs.

Soy transfeminista .La llegada del trans-feminismo a mi vida ha traído la reconciliación con mi feminidad, esa feminidad tan peligrosa que me enseñaron a odiar, rechazar y a reprimir en mi cuerpo y en el de otras corporalidades.

Ahora reconozco y abrazo mi feminidad; le doy una patada en el escroto a las constantes correcciones de terceras personas y a las auto-correcciones del pasado, que me decían que debía masculinizarme y estar en concordancia con el género impuesto para ser aceptada, para no ser agredida, para no ser vulnerabilizada. Me cansé y ahora solo me importa darle la espalda a lo que el hetero-patriarcado ha querido imponer sobre mi cuerpo.

¿Cómo nacen las “Niñas Santas Trans”?

Surgen  después de haber leìdo el texto de  Paul B. Preciado, que se titula: “¿Quién defiende al niño queer?”.

En él,  Preciado se refiere  como “Niño Queer” a todas esas infancias que fuimos invisibilizadas y violentadas por los discursos hegemónicos heterosexuales, que defienden la institución de la familia tradicional y que usan la defensa de los “Derechos del Niño” a tener una madre y un padre, como el pretexto para normalizar la heterosexualidad.

Estos discursos que “defienden una ideología naturalista y religiosa”.construyen un niño “presupuesto heterosexual y bajo la norma de género (cisgénero)” y no reconocen que existan las niñas camionas o tortilleras, los niños maricas, las niñas transgénero o la intersexualidad. Cuando llegó este texto a mis manos lo encontré como un gran regalo, porque me identifiqué con esa experiencia y porque coincidía con mi trabajo deconstructivo y mi devenir; sacudió muchas cosas en mi cabeza y me emocionó.

Representar una infancia hetero-disidente es un ejercicio personal de justicia a mi propia infancia, que fue suprimida en muchos aspectos. Mi lugar siempre ha sido lo que la hegemonía masculina ha designado como “otredad”; allí con la resistencia, con las oprimidas, nunca con el opresor. Esta serie significa para mí tomar una postura feminista de resistencia política, que es parte de mi proceso individual como persona trans.

¿Cuál es el papel de la cultura mexicana en su trabajo?

Hay una fiesta católica muy popular en México conocida como el “Día de la Candelaria”. Cada 2 de febrero, una figura de Jesús, hecha de yeso, se le viste de innumerables maneras. Lo llaman “Santo Niño Jesús”. Vi ahí la oportunidad de hacer algo que me encanta: Transgredir.

12065675_170600583286234_3734458453482361154_nApropiarme de la imaginación popular mexicana, es una herramienta de comunicación que utilizo para transgredir símbolos que identifican a las personas en su vida diaria. Yo les doy un giro discursivo con el fin de provocar al espectador a enfrentarse a una nueva manera de verlos. Trato de crear una experiencia visual que los desafía a cuestionar lo que pensaban que era normal.

Lo que busco con mi “Niñas Santas Trans” es subvertir los discursos patriarcales hegemónicos, androcéntrico, falocráticos y misóginos con sus propios símbolos.

Entonces, el Día de la Candelaria y mi lectura de Preciado, coincidieron oportunamente para ver nacer a esta “Santa Niña Trans” que tiene un fuerte discurso politico en, al menos, dos aspectos:

Por un lado, representan una infancia inexistente para una de las instituciones más patriarcales que es la Iglesia Católica. La “Santa Niña Trans” es entonces, un lugar desde dónde enunciarnos y gritar que existimos; una infancia que dice que no necesitamos la representación de la Iglesia, no buscamos la inclusión, sino resistir y salirnos de su discurso de muerte y odio contra les niñes que no somos, ni fuimos heterosexuales y no vivimos bajo el gobierno del sistema sexo/género.

Por otro, son también un grito rabioso interpelando a la violencia machista de esta institución contra las mujeres, que en mi país asesina a 14 mujeres al día.

¿Cómo se relaciona la “Santa Niña” con tu propia infancia Trans ?

De una manera totalmente personal, de ningún modo estaría elaborando una serie como ésta si yo no me viera representada ahí, en todas ellas, como una identidad que siempre estuvo en discordancia con el género impuesto sobre su cuerpo. Si yo no me hubiese vivido toda la vida como una persona de experiencia femenina y vulnerabilizada, definitivamente no lo entendería y no podría surgir nunca algo como ésto desde la masculinidad, nunca desde el ser hombre.

Hasta ahora la serie está hecha de siete niñas trans; ha habido una evolución en la iconografía. Comenzó siendo muy “Queer” y  devino en una propuesta más orientada al “Trans-feminismo”, con mucha símbología feminista. Mi devenir y la evolución de la serie son como uno mismo.

¿Cómo ves la relación entre Religión, Sexualidad y Poder con respecto al Feminismo?

Religión, Sexualidad y Poder es una exitosa alianza patriarcal. Una amalgama muy bien elaborada que le ha funcionado al hetero-patriarcado para sostenerse a través del control de los cuerpos. Una alianza que permite las condiciones necesarias para la reproducción a través del discurso naturalista de la heterosexualidad y para seguir sosteniendo el capitalismo.

Nunca me había planteado la posibilidad del Feminismo en la Religión, como una actividad deconstructiva o pensar en “hacer” feministas las religiones. Yo más bien decidí abortar el catolicismo desde hace bastante tiempo; yo huí de él al sentir que no era un espacio seguro para mi y soy más de la idea de que hay qué abolir estas instituciones patriarcales y no reformarlas. Pero eso desde una postura muy personal.

Aunque habrá mujeres y personas hetero-disidentes para quienes la religión sí representa algo muy importante y desean la presencia de éstas en sus vidas y quieren sentirse acogidas y aceptadas. Entonces pienso que el Feminismo y una mayor representatividad de mujeres dirigiéndolas podrían lograr transformarlas en un espacio seguro para estas personas.

Las “Niñas Santas Trans” están disponibles para exposiciones, performances y venta, ya sea de a una, de a varias o la serie completa. Medusczka también puede crear una Santa Niña Trans a tu imagen y semejanza, ya que para eso es una diosa. Contáctala en su Facebook

Anuncios