Nacer de Nuevo: Cirugía de Fístula Cambia las Vidas de Mujeres en Tanzania

 

unfpa_aweil-23_newsbanner

por Rumbi Chakamba para Newsdeeply

En Tanzania, una organización que proporciona operaciones de fístula gratuita está cambiando las vidas de muchas mujeres que sufren de la condición pero no pueden acceder a la costosa cirugía correctiva.

Cuando Nzema, de 33 años, dio a luz a su hija en 2008, nunca había oído hablar de fístula obstétrica. Sin embargo, pronto se dio cuenta de que algo estaba terriblemente mal cuando empezó a experimentar fugas de orina incontrolables.

Nzema dijo que sentía tal humillación que pasaba todo el día dentro de su casa para evitar estar con otras personas. La condición también tensó sus relaciones con su esposo y otros miembros de su familia – muchos de ellos especularon que su condición era un castigo de Dios por algo que había hecho.

Finalmente descubrió que sufría de fístula cuando vio un programa de televisión destacando historias similares a las suyas.

Hasta que no lo vi en la televisión, no sabía nada sobre la fístula y no quería hablar de ello.

Después que comprendió su condición, Nzema también fue capaz de conseguir el tratamiento. En 2013, después de cinco años de vivir con fístula, recibió una cirugía correctiva gratuita de una organización de atención médica llamada Rehabilitación Integral Basada en la Comunidad en Tanzania (CCBRT), que está en una misión para mejorar las vidas de las 21.400 mujeres con síntomas de fístula obstétrica en el país.

Después de que finalmente supo de que se trataba su condición, Nzema también fue capaz de conseguir el tratamiento. En 2013, después de cinco años de vivir con fístula, recibió una cirugía correctiva gratuita de una organización de atención médica llamada Rehabilitación Integral Basada en la Comunidad en Tanzania (CCBRT), que está en una misión para mejorar las vidas de las 21.400 mujeres con síntomas de fístula obstétrica en el país.

La fístula obstétrica es una condición en la cual un agujero se abre entre el canal del parto y la vejiga o el recto. Esto ocurre más comúnmente durante el trabajo de parto. En el 90 por ciento de los casos, la fístula obstétrica resulta en un bebé muerto. Las mujeres con la condición ya no son capaces de mantener su orina o las heces, y si no se trata, la fístula puede conducir a otros problemas médicos crónicos, incluyendo enfermedad renal, úlceras y daño nervioso en las piernas.

La Campaña del Fondo de Población de las Naciones Unidas para el Fin de la Fístula calcula que hay al menos 2 millones de mujeres en el mundo que viven con la enfermedad, con alrededor de 50.000 a 100.000 casos nuevos cada año. UNFPA dice que la mayoría de las mujeres con la condición no saben que el tratamiento está disponible, y en cualquier caso, la mayoría no puede permitirse el lujo – el costo promedio de tratamiento de la fístula y la atención postoperatoria es de alrededor de $400 dólares.

Hasta la fecha, CCBRT y sus seis hospitales socios son los mayores proveedores de operaciones de fístula obstétrica en Tanzania. Han completado más de 6.000 cirugías, incluyendo Nzema.

Antes de la cirugía, no estaba bien – no podía hacer nada ni ir a ninguna parte. Ahora estoy bien. Siento que nací de nuevo.

A pesar del éxito del programa hasta ahora, el CEO de CCBRT, Erwin Telemans, dice que no es suficiente. Con 3.000 nuevos casos por año, que ocurren en lugares sin acceso a atención médica, dice que hay “un retraso significativo”.

La condición no es fatal, pero todavía puede destruir vidas.

“Si no se trata, la fístula obstétrica puede conducir a problemas crónicos médicos, sociales y psicológicos”, dice Telemans. “Los olores desagradables de la fuga constante significan que las mujeres que sufren de fístula son a menudo abandonadas por sus maridos, expulsadas de sus familias y comunidades y excluidas de actividades cotidianas como el trabajo, ir al mercado, ir a la iglesia, pasar tiempo con amigos y familiares “.

Para dar a más mujeres el acceso al tratamiento, Telemans dice CCBRT está trabajando con la organización sin fines de lucro Amref, el segundo mayor proveedor de Tanzania de cirugías de fístula, para crear servicios más racionalizados en todo el país. Juntos están tratando de despertar el interés de los médicos jóvenes de ingresar al campo y están fortaleciendo los servicios de salud materna en los hospitales de todo el país a través de la capacitación.

Ambas organizaciones, junto con el UNFPA de Tanzania, también están colaborando con el Ministerio de Salud, Desarrollo Comunitario, Género, Ancianos y Niños para desarrollar una estrategia nacional de fístula que establezca metas nacionales.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s