Declaración Articulación Feminista de Nicaragua ante Represión de Ortega y Murillo

nicaragua-unrest-feature

Difundimos comunicado recién llegado de la Articulación Feminista de Nicaragua contra la represión que desde hace 4 días ejerce allí el gobierno encabezado por Ortega y Murillo

¡BASTA YA DE VIOLENCIA Y REPRESIÓN!
COMUNICADO DE LA ARTICULACIÓN FEMINISTA NICARAGÜENSE

Diversas redes y colectivos feministas locales, regionales y nacionales, expresamos nuestra más enérgica condena al gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo frente a la cruenta represión desatada en contra de estudiantes universitarios que durante los últimos días han protagonizado protestas pacíficas por las recientes reforma a la seguridad social, aprobada por el Instituto de Seguridad Social(INSS) y ratificada por decreto ejecutivo de Ortega, en un claro acto de violación a la Constitución Política de Nicaragua.

El gobierno Ortega-Murillo ha organizado la represión contra jóvenes universitarios y la población que les apoya activamente, conjugando las fuerzas antimotines de la Policía Nacional con las fuerzas paramilitares integrados por jóvenes supuestamente organizados en lo que ellos denominan “Juventud Sandinista”.

Hasta la tarde del 21 de abril se han contabilizado 25 jóvenes asesinados en Managua, Masaya, León, Estelí, Tipitapa y Ciudad Sandino. La mayoría murieron a consecuencia de balas disparadas por antimotines y paramilitares. Además, se registran 43 jóvenes desaparecidos, decenas de encarcelados y heridos.

La violación de los derechos humanos llega al punto de perseguir a las personas que solidariamente recolectan víveres y medicinas para llevarles a las y los universitarios que permanecen en las universidades resistiendo a los ataques de los antimotines y paramilitares.

En un despliegue de cinismo e irresponsabilidad el gobierno Ortega-Murillo ha pretendido responsabilizar a las y los jóvenes universitarios de los daños provocados a establecimiento s públicos y privados, sin embargo existen evidencias contundentes de que dicha destrucción es responsabilidad de las fuerzas paramilitares, protegidos por los antimotines, quienes no solo han quemado una radio privada, sino, han robado equipos de filmación y celulares a periodistas y estudiantes.

El gobierno Ortega-Murillo en el afán de impedir que los pocos medios de información independientes que todavía subsisten en el país informen a la ciudadanía, cerró de facto varios canales de televisión incluyendo 100% Noticias, Canal 12 y Canal 23.

En un intento de desmovilizar a la población que en todo el país está protestando por las reformas inconstitucionales a la seguridad social, el gobierno ha ofrecido al Consejo Superior de la Empresa Privada retomar las negociaciones que han sostenido durante más de una década en torno a temas económico-empresariales, sin asumir ningún compromiso con el cese de la represión y el castigo a los responsables de los asesinatos y otros atropellos cometidos durante los últimos días.

En este escenario de violencia institucionalizada, el movimiento de mujeres y feminista de Nicaragua, quienes hemos vivido la represión y violación sistemática de nuestros derechos humanos con un gobierno patriarcal, excluyente y misógino durante los últimos 11 años, expresa nuestras demandas:

1. Cese inmediato de la represión en contra de las y los estudiantes universitarios, sus familias y las comunidades que se han movilizado para respaldar sus luchas.
2. Asegurar atención médica de calidad a los jóvenes heridos que han sido llevados a los hospitales públicos y velar por su integridad.
3. Liberar a todos los jóvenes que han sido encarcelados por la policía nacional y respetar su integridad.
4. Dejar de perseguir y golpear a las y los jóvenes que han participado en las protestas.
5. Castigar a los paramilitares y antimotines que cometieron actos de brutalidad en contra de las y los jóvenes.
6. No tomar ningún tipo de represalias en contra de las y los estudiantes universitarios que participaron en las protestas.
7. Respetar de manera irrestricta la libertad de prensa y evitar cualquier tipo de censura a las y los periodistas.
8. Abstenerse de su intento de control de las redes sociales y de los pocos medios de información independientes que han logrado sobrevivir.
9. Derogar a lo inmediato las reformas a la seguridad social y tomar con responsabilidad las propuestas formuladas por voces especialistas en seguridad social, incluyendo la rendición de cuentas y el pago que le corresponde hacer al gobierno a esta institución.
10. Respetar el derecho de la ciudadanía nicaragüense, de organizarse libremente y expresarse sin ningún tipo de coerción estatal, tal y como ha ocurrido de manera sistemática durante más de una década.
11. Abstenerse de utilizar a las y los trabajadores del Estado para participar en acciones políticas que violentan la libertad de conciencia y de movilización.
12. Respetar la autonomía universitaria consignada en la Constitución Política, rompiendo con las actuales lógicas de partidización.

El movimiento de mujeres y feministas nicaragüense en sus diversas expresiones, reitera su compromiso con la defensa de derechos, incluyendo el derecho a vivir una vida digna y libre de todas las formas de violencia.

Animamos a la sociedad nicaragüense, a no dejarse intimidar y continuar solidarizándose con la causas justas que defienden las mujeres, las y los jóvenes, el campesinado, los pueblos indígenas y afrodescendientes, los colectivos LGTB y todos aquellos grupos que quieren vivir en una sociedad verdaderamente democrática.

Managua, Nicaragua 21 de Abril, 2018.

Anuncios

¿Por qué estás tan Enojada? #NiUnaMenos

daywithoutwomancolumn

a @canvelita por la inspiración, a todas las que luchan y por las que no están.

Un nuevo 8 de Marzo.
Otro año protestando
Otra tarde tomando las calles de nuestras ciudades en todo el mundo
En Roma, en Lima y Santiago de Chile
Un nuevo eslogan, una nueva pancarta, para la misma rabia.

Un hombre decente, de esos que se definen como un buen ciudadano y padre de familia, se para frente a mí diciendo: “¿Por qué estás tan enojada? … ¿Por qué las feministas están tan enojadas? Te pregunto, Feminista: ¿Por qué estás tan jodidamente enojada?”

¿Por qué estás enojada?
Porque mi amiga fue a la policía para denunciar que su esposo la golpeaba y no le aceptaron la denuncia. Cuando regresó a casa, su esposo la golpeó de nuevo.

¿Por qué estás enojada?
Tengo 16 años y todos los días después de la escuela, hombres mayores me gritan cosas sexuales en la calle, incluso me siguen y cuando me enojo y les digo que no lo hagan, dicen que estoy siendo grosera … tengo miedo de caminar en la calle.

¿Por qué estás enojada?
Porque Marita Veron, mi vecina, salió y no ha regresado. La policía le dijo a su madre que no se preocupara, que seguramente Marita estaba con un novio, pero ella no ha regresado a casa desde 2002.

¿Por qué estás enojada?
Tengo 12 años y un profesor en la escuela me tocó debajo de la falda. Me dijo que no dijera nada y cuando le dije al Director, no me creyó.

¿Por qué estás enojada?
¿Puedes entender lo que digo? Ya no veo a mi hija. Soy Joane Florvil, inmigrante de Haití. No hablo español. Me acusaron de abandonar a mi hija. Nadie me escuchó. Luego de un mes de abuso institucional por parte del Estado de Chile, me morí.

¿Por qué estás enojada?
Porque vi en la televisión cómo un hombre decía que las mujeres merecían ser violadas a veces y la gente a su alrededor se reía; muchas niñas crecerían pensando que eso era normal.

¿Por qué estás enojada?
Fui violada en grupo cuando volvía del trabajo. Fui a la policía, hice la denuncia, identifiqué a mis atacantes y un mes después, el tribunal los liberó. Soy Macarena Marín. Tenía que vivir con eso cada día. No pude soportarlo. Me ahorqué.

¿Por qué estás enojada?
Soy una niña en Nigeria y al amanecer pasaré por el rito de la mutilación genital. Una anciana de la villa cortará mi clítoris con una hoja de afeitar oxidada, mientras mi madre y mis tías me sostienen para que no me mueva. El dolor será insoportable y si logro sobrevivir a las infecciones y al sangrado, sufriré el resto de mi vida a causa de la fistula.

¿Por qué estás enojada?
Porque fui a caminar a la playa y me asesinaron. Mi nombre es Lola Chomnalez y tengo quince años.

¿Por qué estás enojada?
Porque me asesinaron y tiraron mi cuerpo en un basurero a 7 cuadras de mi casa y los criminales siguen impunes. Mi nombre es Candela Sol Rodriguez.

¿Por qué estás enojada?
Porque mi profesor me violó y me estranguló. Luego arrojó mi cuerpo a un bosque. El 12 de febrero hubiese cumplido 17 años. Mi nombre es Anahí.

¿Por qué estás enojada?
Porque todos mis hijos son el producto de la violación conyugal y mi esposo también violó a mis hijas. Nunca dije nada, me comí la rabia porque el sacerdote me dijo que el silencio era una virtud.

¿Por qué estás enojada?
Porque estuve 10 años encerrada en una prisión en El Salvador. Mi nombre es Teodora Vásquez. Sufrí un aborto involuntario mientras trabajaba como limpiadora en una escuela. Aún con la hemorragia, la policía me arrestó. Fui declarada culpable de asesinar a mi bebé por nacer.

¿Por qué estás enojada?
Soy una activista ambiental. Denuncié acoso, amenazas graves de muerte y violencia contra mí y mi familia. En la medianoche del 2 de marzo de 2016, un sicario me disparó en mi propia casa. Soy mujer, soy indígena, soy hondureña… soy Berta Cáceres

¿Queda claro? No preguntes sobre nuestra lucha, como si fuera sólo un dolor de cabeza en un mal día…  en cada mal día estamos organizando la rabia desde las raíces del dolor y las entrañas de nuestra memoria.

Un nuevo 8 de marzo.
Otro año protestando
Otra tarde tomando las calles de nuestras ciudades en todo el mundo
En Buenos Aires, en Rabat y Nueva York
Un nuevo eslogan, una nueva pancarta, para la misma rabia

#NiUnaMenos

Claudette Colvin: Primera en Desafiar la Segregación en Buses, Antes que Rosa Parks

A 15-year-old Claudette Colvin refused to give up her seat on a Montgomery city bus in March 2, 1955, paving the way for Rosa Parks.

Ella resistió la segregación en el autobús nueve meses antes que Rosa Parks, pero los líderes de NAACP dudaron en usarla como representante del movimiento porque quedó embarazada como una adolescente madre soltera.

Claudette Colvin fue una activista de derechos civiles durante el movimiento de Derechos Civiles de la década de 1960 y  la primera persona en resistir la segregación en el autobús. Ella desafió las leyes de segregación de Alabama en 1955 y fue arrestada, nueve meses antes de que Rosa Parks hiciera historia por hacer lo mismo. Colvin tenía 15 años en ese momento, e iba camino a casa desde la escuela en un autobús de la ciudad de Montgomery con dos amigas.

Las leyes de Montgomery – no las leyes constitucionales del país- prohibían a los negros sentarse en la parte delantera del autobús, donde se sentaban los blancos. Colvin y sus amigas se sentaron en el medio del autobús. Sus amigas se movieron cuando una mujer blanca quiso un asiento, pero Colvin se quedó quieta. El conductor la amonestó y llamó a un policía de tránsito cercano, quien afirmó que no tenía jurisdicción, por lo que el conductor continuó calle arriba hasta que se encontró con la policía de Montgomery, que se subió al autobús y se llevó por la fuerza a Colvin, incluso después de que ella le explicó que tenía el derecho constitucional de permanecer sentada.

Fue pateada, esposada, arrestada y retenida durante tres horas en una cárcel para adultos, y luego liberada. Ella fue acusada y juzgada, y en última instancia, se le otorgó una libertad condicional indefinida bajo el cuidado de sus padres.

 

En ese momento, los líderes de derechos civiles en Montgomery estaban buscando un “caso de prueba”, un acto de desobediencia civil que podría llevar a un boicot al sistema de autobuses y al final de la segregación. Colvin fue considerada y despedida, algunos dicen que porque resultó que estaba embarazada (después de su arresto), algunos dicen que fue porque era pobre y pertenecía a una casta inferior en la comunidad negra (debido a su piel más oscura).

Nueve meses después, Rosa Parks demostró ser un mejor caso de prueba. Colvin pasó a ser uno de los cuatro demandantes en el caso de la Corte Suprema de Browder v. Gayle, el caso que sostuvo en 1956 que la segregación en el autobús era inconstitucional. Cuando tenía 18 años, Corvin se mudó a Nueva York, donde trabajó como auxiliar de enfermería hasta que se retiró en 2004. Sin llamar la atención, Corvin siguió siendo una nota al pie en la historia del movimiento por los derechos civiles hasta la década de 2000.

Un bono extra: Claudette Colvin había aprendido la historia afroamericana y sus derechos constitucionales gracias a un maestro que ella tenía en la escuela secundaria … El arresto de Colvin, junto con el incidente de Rosa Parks, ayudó a poner al joven profesor, el reverendo Martin Luther King, Jr. en el centro de atención nacional.

Mineritas: Una Historia de Mujeres que Luchan

mujeres

El documental cuenta, de la mano sus protagonistas, la vida de dos humildes trabajadoras del norte argentino: Josefina, que entre 1950 y 1970 fue ayudante de partera y delegada de las Amas de Casa en la mina “Aguilar”; y Damiana, quien desde niña trabajó en las minas de Bolivia y en los surcos del Ingenio “Ledesma” como zafrera.

Ellas en sus relatos mantienen vivas sus memorias y luchan por que se haga justicia. La película surge en el contexto del Libro “Rebeliones Mineras. Lucha sindical en Mina Aguilar-Jujuy” de Delia Maisel, y quiere aportar la participación de las mujeres en las luchas y mostrar su increíble fuerza de trabajo.

Pan y Rosas: Una Historia sobre Género, Migración y Lucha Obrera

pan-y-rosas

Maya y Rosa son dos hermanas mexicanas que trabajan, en condiciones de explotación, como limpiadoras en un edificio de oficinas del centro de Los Ángeles. Un encuentro con Sam, un apasionado activista norteamericano, cambiará sus vidas. Sam las ayuda a tomar conciencia de su situación laboral, para que emprendan una campaña de lucha por sus derechos.

La película nos sirve para reflexionar acerca de muchos temas, como la situación y la composición de la clase obrera en los países centrales, las formas de lucha que puede adoptar en este principio de siglo o sobre las diferencias económicas y las desigualdades sociales. También acerca de la explotación de la mujer trabajadora, de la situación de la fracción de la clase de origen extranjero o sobre las luchas que quedan por venir.

Flor del Desierto – La Historia de Waris Dirie

flor2

Película basada en las memorias de la modelo y activista Waris Dirie. Nacida en el desierto de Somalia en 1965,  casada a la fuerza con su tío a los 13 años, escapa de su familia a través del desierto hasta que finalmente llega a Londres. Actualmente vive con su hijo en Viena y al día de hoy sigue adelante con su encarnizada lucha contra la ablación femenina, una práctica todavía muy frecuente en los tiempos que corren y que ella sufrió en carne propia.

Waris,  que en somalí significa “flor del desierto”, además de modelo, es escritora de varios libros,  embajadora de la ONU a favor de los derechos de las mujeres y los niños en África y ha rodado un documental sobre su vida para la BBC.

 

Daulatdia: Vivir y Crecer en el Burdel más Grande de Bangladesh

 

f5b5bd5b14a20b94feab335359da9148

Es el burdel más grande de Bangladesh, y posiblemente del mundo. La ciudad de Daulatdia alberga a más de 1.500 prostitutas, algunas de tan sólo 10 años de edad.

Daulatdia es el nombre de una aldea de burdeles en Bangladesh. Ha llegado a ser conocido como uno de los burdeles más grandes del mundo. Abriendo alrededor de 1988, es uno de los 20 burdeles oficialmente sancionados en Bangladesh, aunque fue extraoficialmente en existencia durante décadas anteriores.

Ubicado entre una concurrida estación de ferrocarril y un puerto de ferries lleno de miles de hombres, Dautladia alberga a profesionales del sexo que atienden a miles de hombres diariamente. La edad promedio de los trabajadores sexuales recién llegados es 14 (la edad de consentimiento) y algunas son más jóvenes. Muchos de ellas son vendidas por traficantes de redes de explotación sexual o “dalals” por alrededor de $ 250 dólares, que luego están obligadas a pagar a proxenetas que son en su mayoría mujeres mayores.

Daulatdia es como una pequeña ciudad en sí mismo. El burdel tiene todo lo que las mujeres en situación de prostitución y los clientes necesitan, desde salones de belleza, mercados hasta centros de juego. Las mujeres que trabajan allí no tienen ninguna razón para salir de la aldea contenida en el burdel. De todos modos, incluso si quisieran irse, no se les permite. En un destartalado laberinto de callejones sucios, las mujeres y las niñas trabajan día y noche en diminutos cubículos, conociendo a los hombres que vienen de la carretera cercana.

Originalmente el lugar fue construido durante el gobierno colonial. Pero ahora es propiedad de la familia de un político local. Muchas de las prostitutas siempre han vivido allí; algunos fueron vendidos a la prostitución por sus familias, y otros fueron secuestrados de sus aldeas.

El burdel más antiguo es Kandapara, con 200 años de funcionamiento. La fotografa alemana Sandra Hoyn publicó en “The Longing of The Others” fotografías de este sito, recopiladas en el siguiente video:

Bangladesh es uno de los países islámicos que no criminaliza la prostitución. Sin embargo,varios burdeles han sido cerrados. El año pasado, las autoridades locales demolieron el burdel Tangail en el norte de Bangladesh. Eso ciertamente no impidió que los clientes se fueran a Daulatdia.

Daulatdia, un pueblo en el cual mujeres que venden sexo a 3000 hombres cada día. Es un mundo sombrío pero, todavía hay lugar para la esperanza.

Un día de mal tráfico es cuando el negocio prospera en Daulatdia. Conductores, limpiadores, cargadores, empresarios de pequeñas ciudades e incluso policías vienen al burdel para pasar el tiempo con cualquiera de las mujeres de 12 a 35 años que ofrecen sus servicios por menos de US $3 por hora en caseríos de una habitación donde comen, duermen y crian a sus hijes.

Los niños y niñas que viven aquí son vulnerables al abuso y la explotación sexuales. Sus madres son apenas capaces de defenderse de los borrachos que pasan por sus habitaciones. Los niñes son regularmente empleados por los clientes para hacer recados, ir a buscar alcohol y drogas, hacer apuestas, dar masajes y, finalmente, limpiar después de que los clientes los hayan dejado solos. La mayoría de los niñes son empujados bajo la cama o en una esquina para dormir en la misma habitación donde sus madres atienden sus clientes.

Rekha tiene una hija llamada Sharifa. Ella sabe la existencia de las trabajadoras sexuales conduce a la privación y enfermedades. Ella sabe que la escuela a la que Sharifa asiste le ofrece la única posibilidad real de otra vida. Una digna de vivir. Rekha se despierta temprano todos los días para ver como Sharifa se va a la escuela. Sharifa sostiene en sus pequeñas manos sus propios sueños que un día, juntos, encontrarán una manera de escapar.

Morjina Begum, la directora de la escuela, observa a los niños que llegan a través de las puertas. Ella más que nadie entiende lo que significa esta escuela. Una vez fue una trabajadora sexual y sabe lo que significa sufrir.

Hace veinte años, las prostitutas y nuestros hijos, no teníamos esperanza, ni siquiera un cementerio para nuestro entierro, pero ahora gracias a Save the Children, tenemos chicas que están cursando estudios de ingeniería y medicina, muchas se han convertido en maestras y tantas más se han casado y se han asentado fuera de Daulatdia viviendo una vida normal

Cuando Sharifa regresa de la escuela, su madre, Rekha, la está esperando. Hace años, antes de que Save the Children empezara a trabajar en Daulatdia, estas madres y sus hijos no tenían esperanza, pero ahora hay chicas que ahora están libres. Rekha espera que su hija también viva una vida normal y nunca tenga que sufrir como ella. Es por eso que espera y reza para que la escuela nunca se cierre, porque sin ella no habrá esperanza de escape.

Fotos: Daniel Melbye