¿Porque Hay Tantas Mujeres Musulmanas Enojadas con FEMEN?

No, Gracias.

No, Gracias.

Es fácil de entender.

Todo empezó debido a que una chica llamada Amina Tyler se  tomó una foto en Túnez  mostrando sus pechos desnudos y un hombre dijo que debía ser castigada por eso.

Aunque las opiniones del hombre no tiene fuerza de ley, un grupo de mujeres desnudas de Europa- que dicen que las mujeres pueden conseguir sus derechos si se sacan la ropa- llamó a sus seguidores a unirse en contra de los musulmanes.

No contra el hombre misógino, que cree que las mujeres deben ser castigadas por ser dueñas de sus cuerpos; sino contra los musulmanes.

No contra todos los hombres del mundo que piensan que poseen los cuerpos de las mujeres y, por lo tanto, pueden castigarlos, violarlos, venderlos y matarlos; sino contra los musulmanes.

Porque la gente creyó que Amina sería condenada a muerte, a pesar de que en Túnez no hay pena de muerte.

Porque la gente creyó que Amina sería apedreada, a pesar de que en Túnez no hay lapidación.

Porque la gente creyó que Amina sería castigada, aunque hay tribunales civiles en Túnez y este es uno de los países más progresistas de África del Norte; aunque Amina nunca fue detenida por la policía, nunca fue procesada por ningún delito ni ningún tribunal ha ordenado su captura.

Porque la gente optó por ir a favor de sus prejuicios, su islamofobia,  su racismo y el placer visual instantáneo de ver estereotipados cuerpos desnudos, en lugar de usar Google para confirmar la información.

Muchas mujeres musulmanas están enojadas con la estupidez de la gente, que antes de preguntar prefirió agredir. Debido a que la estupidez se convirtió en violencia, amenazas, intimidación e insultos contra los musulmanes, incluyendo a esas mujeres musulmanas que FEMEN afirma que quiere salvar.

No era difícil. La ignorancia NO es una excusa para la violencia en los tiempos de Internet.

Porque cuando Bochra Bel Haj Hamida, la más prominente activista por los derechos de la mujer y contra el fundamentalismo religioso en Túnez, se hizo cargo de la asesoría legal de Amina, FEMEN la difamó por todas partes.

Porque FEMEN dijo que le importaba la vida de Amina, pero nunca consiguió un abogado para ella, ni llamó a Amnistía Internacional o Human Rights Watch, o contactaron con organizaciones feministas en Túnez. Ni siquiera fueron a Túnez. Y ahora la dejaron a su suerte. No era difícil de hacer, tienen los medios y el dinero para ello.

El Problema NO es la Desnudez, Sino lo que Esconde

La líder de Femen ha dicho públicamente que las mujeres musulmanas somos idiotas y esclavas. Esas fueron las palabras de la fundadora del grupo, Inna  Shevchenko en el Huffington Post: «Las esclavas siempre niegan su esclavitud.» Y con esta declaración, ha puesto de manifiesto el profundo desprecio y arrogancia detrás de las acciones del supuesto movimiento de liberación.

Pero también ha mostrado lo que una gran mayoría de personas que viven en Occidente piensan sobre las mujeres musulmanas.

FEMEN es sólo una muestra de una construcción cultural que usa a las mujeres musulmanas como excusa para justificar las acciones y políticas que favorecen a mucha gente, menos a nosotras.

Hay mujeres musulmanas en todo el mundo. Muchas de nosotras somos occidentales, hemos nacido o vivimos aquí y compartimos la misma sociedad con ustedes. Sin embargo y a pesar de nuestra proximidad geográfica, todavía somos vistas como extranjeras por nuestras elecciones y modo de vida.

Donde haya una mezquita o centro islámico, hay mujeres musulmanas con las cuales conversar. Pero FEMEN y otros movimientos de mujeres inspirados por el slogan «nosotros te salvaremos», no están interesados ​​en nuestras voces, sino en usurparlas en nombre de: Una mayor cobertura de los medios, prestigio, financiamiento, interés particular, etc.

El feminismo colonialista (tanto si está vestido como desnudo) siempre ha hablado en nombre nuestro, pero a nuestras espaldas, sin contar con nosotras y desde el conocimiento estereotipado y añejo sobre el Islam y las mujeres musulmanas. Conocimiento que no representa a los millones de musulmanes y musulmanas del mundo y que revela la supina ignorancia respecto a las luchas que venimos enfrentando hace años contra los estereotipos y los fundamentalismos patriarcales.

Me pregunto: ¿Qué tipo de basura es el feminismo de FEMEN? Desde cuando la lucha contra el patriarcado implica denigrar a otras mujeres? ¿Cuánta sororidad se puede encontrar en negar la libertad de otras mujeres a elegir cómo quieren estar en este mundo?

¿Y esperan que estemos agradecidas (o tal vez un desfile)?

Para el fascismo de género, que no ve más allá de su propio ombligo (la nave nodriza donde todos los estereotipos sobre otros seres humanos se construyen), toda mujer musulmana del mundo está sometida y si ella quiere empoderarse por sus propios medios, rechazando la carga del colonialismo, se debe a que hay un hombre detrás que la controla.

FEMEN  sólo es consistente con este FASCISMO: Hay que ser muy ingenu@ y tener la mente muy colonizada para creer que pisotear las subjetividades de otras mujeres para imponer la propia idea sobre ellas, es construir feminismo: ¿No se supone que  todas las mujeres somos capaces de liberarnos a partir de nuestras experiencias y contextos?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Algunas Propuestas Estratégicas

Tal vez FEMEN  y sus partidarias deseen continuar con su «activismo por la libertad» con algunas de las siguientes ideas:

1.-Empoderar a las Mujeres Indígenas, rompiendo sus trabajos, sus artesanías y quemando sus ropas típicas.

2.-Defender a las Víctimas de la Violencia Doméstica y violación diciéndoles «Es su culpa y se lo merecían»

3.-Liberar a las Monjas Budistas obligándolas a dejarse crecer el pelo o usar peluca y derribando sus monasterios.

4.-Exorcizar a las  Monjas por su religión – incluyendo a Teresa Laforcades, la monja feminista más popular en Europa- quemándolas por ser creyentes.

5.-Aumentar la autoestima de las Mujeres de Talla Grande escribiendo en sus estómagos, «Usted no cumple con nuestro ideal de belleza»

6.-Gritar a las prostitutas «Vayan a cogerse a sí mismas», considerando que la única propuesta de FEMEN para las mujeres del mundo es FUCK!

7.-Hablar en nombre de las Mujeres Negras negándoles sus propias voces, ya que «las esclavas siempre niegan la esclavitud».

No Compramos la Pildorita

¿De verdad a FEMEN le interesa el empoderamiento de las voces de las mujeres musulmanas y la lucha contra el fundamentalismo religioso? Entonces:

¿Dónde estaban cuando Samira Ibrahim denunció a los militares egipcios que participan en las pruebas de virginidad?

¿Dónde estaban cuando Farida Afridi (fundadora de Sawera, un proyecto de empoderamiento de las mujeres en Pakistan) fue baleada a muerte por los talibanes?

¿Dónde estaban cuando las mujeres saudíes salieron en sus coches para reclamar sus derechos y los wahabitas las tiraban como perros en las cárceles?

¿Dónde estaban cuando Nadia Sediqqi promovía los derechos de las mujeres en Afganistán sin el apoyo internacional (sólo para ser asesinada por ello más tarde)?

¿Dónde están ahora, mientras Sakina Yacoobi mantiene una escuela para niñas en Afganistán, arriesgando con ello su vida durante los últimos 20 años consecutivos en una zona de talibanes? EN NINGUNA PARTE

¿Están apoyando a Tawakul Karman, Sirin Ebadi, Nasreen Soutudeh, Amina Wadud y Fatma Eman – sólo para mencionar unas pocas- contra el fundamentalismo en Oriente Medio y el Norte de África? NO

Las acciones de FEMEN «en nombre» de las mujeres musulmanas han revelado el interés cero para el diálogo del enfoque feminista que representan. FEMEN es activismo Fast Food y una versión barata del feminismo. Ellas no están interesadas ​​en las mujeres musulmanas. En ninguna de nosotras. Si estuvieran interesadas ​​en nuestra voz,  estarían trabajando con nosotras y no contra nosotras. Oirían nuestras voces en lugar de silenciarnos con banneos en Facebook cuando tratamos de dialogar, por dar un ejemplo.

Tales esfuerzos para «empoderarnos», sin reconocer nuestra agencia sobre nuestros cuerpos y nuestras voces, nos hace tan invisibles como el Fundamentalismo Religioso de raíz patriarcal que tratamos de derribar.

Si las esclavas niegan su esclavitud, ¿Cómo podemos estar seguras de que las FEMEN no son esclavas del sistema? Tal vez nosotras, las mujeres musulmanas deberíamos unirnos para liberarlas.

Fotos: Muslim Women against Femen Facebook Page

Carta Abierta de las Mujeres Musulmanas a Femen

Islamofobia No es Feminismo

Islamofobia No es Feminismo

En respuesta a la Islamofobia promovida por el grupo de origen ucraniano FEMEN, quien el día 4 de abril llamó a una Jihad de torsos desnudos contra el Islam y supuestamente a favor de las mujeres árabes-musulmanas, un grupo de musulmanas de todo tipo y actividad, conversas y nacidas, madres, estudiantes y activistas, abrieron un grupo en Facebook de «Mujeres Musulmanas contra Femen» para denunciar la Islamofobia y el Imperialismo a los cuales las representantes del grupo de rubias desnudas las ha expuesto con su campaña. Comienzan su declaración con esta carta:

Hey FEMEN, 

Entendemos que debe ser duro para muchas de ustedes, feministas blancas coloniales, creer que las mujeres musulmanas así como las de color tienen su propia autonomía y pueden luchar y hablar por sí mismas.

Estamos orgullosas de ser musulmanas y cansadas de su basura racista y colonial, disfrazada de «Liberación Femenina»

Porque:

1.-Estamos hartas de escuchar de parte de mujeres privilegiadas, la reproducción de los estereotipos sobre las mujeres musulmanas, las mujeres de color y las mujeres del hemisferio sur como sumisas, pasivas e indefensas, sin otro remedio que necesitar el «progreso» del primer mundo occidental.

2.-Sabemos que este tipo de actitudes coloniales hacen más daño que bien, asi que sus intentos de engañarnos no tienen sentido.

3.-Estamos cansadas de que cualquier persona se apropie de nuestro modo de vida y costumbres, para el fin que se le plazca, atropellándonos, sin preguntarnos ni buscar colaboración de nuestra parte.

4.-No tenemos que ajustarnos a sus modos de protesta para emanciparnos. Nuestra religión ya es liberadora por si misma, muchas gracias.

5.-Codearse con grupos de extrema derecha y racistas islamófobos es anti-feminista y además extremadamente peligroso.

6.-A ustedes no les importa en realidad la violencia y el daño que se inflinge a las mujeres. Sólo les importa cuando es perpetrada por hombres morenos, con barbas largas que rezan cinco veces al día.

7.-No todas somos blancas, delgadas, sin discapacidades. No todas estamos dispuestas a mostrar los senos para ganar atención de la prensa. Revisen sus propios privilegios antes de salir a las calles de nuevo.

8.-Vivimos en un mundo de mierda, oprimidas por la heteronormatividad, la supremacía blanca, el imperio, el sistema de clases y el capitalismo. No obstante, ustedes, las de FEMEN, están más preocupadas de alimentar el clima rampante de Islamofobia en el que vivimos hoy en día. Sus prioridades están apestosamente fuera de lugar.

Así que,  la próxima vez que ustedes decidan tomar en sus manos la cruzada por la liberación global de mujeres, recuerden que antes de FEMEN  ha habido, hay y habrá muchas mujeres en todo el mundo soñando y luchando para lograr su propia emancipación.

¡NOSOTRAS NO LAS NECESITAMOS!

¡Poder Para las Musulmanas!

Puedes ver la carta original en inglés aquí

Para leer más:

Mujeres musulmanas: ‘¡No necesito que Femen me salve!’

Feministas musulmanas envían un mensaje a FEMEN: no necesito desnudarme para ser libre

Lo que Enseñan Los Pechos de Amina, La Chica de Túnez

Los pechos que se muestran pueden esconder Islamofobia

Los pechos que se muestran pueden esconder Islamofobia

Las últimas 48 horas han sido ricas en lecciones de todo tipo. Todas ellas provienen de la polémica surgida apropósito de la supuesta fatwa que condenaba a muerte a la joven tunecina de nombre Amina. El grupo «Feminista» Femen hizo correr la información de que un clérigo musulmán había emitido una fatwa contra Amina, condenándola a una pena de latigazos y lapidación. La noticia corrió como reguero de pólvora y se hizo viral como la gripe.

Hoy 22 de marzo muchas inflamadas defensoras de los derechos de las mujeres van a marchar hacia las embajadas de Túnez en el mundo, hacia la ONU, hacia donde sea para exigir que no se aplique la pena de muerte a Amina por la foto en la cual mostraba su pecho desnudo.

En Túnez no existe la pena de muerte ya que fue abolida en el año 2011, siendo el primer país de áfrica en hacerlo. También esta nación es de las pocas que consagra la equidad del hombre y la mujer a nivel constitucional. No olvidemos la multitudinaria marcha de las mujeres tunecinas exigiendo este cambio en su Carta Fundamental el año pasado. Tampoco Túnez está entre los países que aplican la Lapidación, pero esto puede deducirse aplicando un poco de lógica: La lapidación es un castigo que busca la muerte de la persona. Si en Túnez no hay pena de muerte y esto quiere decir que nadie es asesinado por decisión judicial, entonces ¿Cómo podría existir lapidación legal si esta busca precisamente la muerte del acusado (a)?

Otra conclusión fácil de obtener de un simple ejercicio de razonamiento y la ayuda de wikipedia, tiene que ver con la condena misma. Túnez tiene tribunales civiles, o sea, no son los representantes de las religiones, sino el poder público, quien juzga a los ciudadanos. ¿Cuándo fue detenida Amina? ¿Ante que tribunal se le formularon cargos? ¿Que juez la condenó? Nadie se detuvo a pensar en ello, ni a hacer el mínimo esfuerzo por averiguar más allá. Los prejuicios fueron más fuertes.

En cada página donde se posteó la foto de la chica desnuda, los comentarios contra los musulmanes eran de una virulencia, odio y deshumanización que no se diferenciaban mucho de cualquier discurso fascista de aniquiliación de otros por ser diferentes. El grado de violencia de las expresiones de quienes alegaban defender la libertad estaban muy cerca del discurso del odio y la incitación a la violencia por razones religiosas. A pesar de que los comunicados y la información aclarando la situación (haz click en el enlace para leer el comunicado de Red Musulmanas) fue publicada en varios sitios y puesta casi frente a las narices de dichos «Defensor@s de los Derechos Humanos», est@s no la leen porque no confirma sus propias verdades asumidas sobre los musulmanes.

También dejó en evidencia de que el discurso de integración de las mujeres musulmanas de parte de otras mujeres sean feministas o no, todavía tiene mucho de discurso y poco de voluntad, al menos en lo que a redes sociales se refiere. Durante las últimas horas he visto como a las mujeres musulmanas se las castiga con violencia verbal o términos discriminatorios; en medio de verborragias por la libertad, se nos pide que respondamos «moralmente» por lo que hacen los gobernantes y las autoridades religiosas en los países de mayoría musulmana.

Esta violencia contra nosotr@s en las redes sociales es tan injusta como castigar a las católicas por lo que hacen los curas pedófilos. Es absurdo, pero así es. Tan ridículo como que un idiota expulsa frases misóginas y otros, que se creen menos idiotas, en vez de perseguir al idiota que habló primero, comienzan a hacer caza de brujas contra una comunidad. La reacción de islamofobia del caso de Amina en Túnez se explica bien con la siguiente analogía: León ruge en África y la gente, en vez de tratar de atrapar al león, comienza a envenenar gatos.

La gran mayoría de las personas no nos escuchan. Se pone información a su disposición pero insisten en negarla como mentira y propaganda. Sólo les sirve la información que alimenta sus estereotipos. Se repitió mucho que las musulmanas hacíamos propaganda y limpieza de imagen del Islam en Facebook. Esto a pesar que no somos dueñas de CNN, Fox News, Televisa, ni controlamos el Facebook o el twitter.

Una "Libertaria"

Una «Libertaria»

Es curioso que para cierto sector del activismo los medios de comunicación ya no conspiran y se vuelven de repente muy creíbles cuando se trata de acreditar sus propios prejuicios. Cuando cuestionamos las verdades asumidas que se manejan sobre nosotras como mujeres y sobre el Islam como nuestra Fe, sólo recibimos violencia y maltrato, se nos desautoriza como poseedoras de un punto de vista, se nos trata como menores, ignorantes e incapaces.

No es el Gobierno de Túnez, ni sus tribunales, ni la comunidad musulmana quien quiere hacerle daño a Amina. Es importante hacer esta distinción. Misóginos hay en todos lados y seguro a más de algún ciudadano le molesta una mujer manifestándose de esta forma, pero son individuos. Lo que habría que pedir a través de las embajadas de Túnez en el mundo es que se aplique la ley y se garantice la seguridad de la chica contra reacciones violentas que, de paso, pueden ocurrir en todos lados, porque machistas violentos sobran en el planeta.

Al respecto, no puedo dejar de mencionar mi profundo cuestionamiento a los objetivos reales del grupo autodenominado feminista «Femen», el cual ha sido denunciado por muchas de sus ex miembros, así como por distintas personas, como promotor de la Islamofobia, el neo-colonialismo, relación con grupos neonazis y de ser financiado por la Cia. Si tanto les preocupa la seguridad de Amina ¿Ya contactaron abogado para que interpusiera Habeas Corpus?

Hoy voy a ver como mis «colegas» feministas marchan a reclamar la no aplicación de una pena de muerte que nunca fue, a pesar de que las mujeres musulmanas hemos entregado la información correcta sobre las reales dimensiones del caso.  La próxima vez que escuchemos decir a «L@s Libertari@s» que las mujeres musulmanas no tenemos voz, sabremos que en realidad lo que quieren decir es que no nos quieren escuchar. El prejuicio justifica hasta el doble estándar. Un par de senos pueden ser muy distractivos y una lapidación que nunca existirá vende más que la verdad y garantiza un par de minutos en la Televisión Nacional. Un detalle nada menor. En Chile es un año electoral.

Lo ocurrido con la noticia de la supuesta ejecución de  Amina, dejó en evidencia cuan comprometida esta la gente que se declara «Informada» «Libertaria» y «Respetuosa» a seguir sus propios prejuicios,  estereotipos y  miedos sobre el Islam.